Arco largo inglés o longbow inglés

El arco largo galés es también llamado arco largo inglés , debido a su origen y gran tamaño, cerca de 2 metros. Esta fabricado en una sola pieza y con la sección de las palas en forma de D.

Durante la edad media fue usado por los famosos arqueros ingleses y galeses en la guerra de los Cien Años contra Francia.

Se hizo famoso en batallas como la de Azincourt o Crécy (siglo XIV), donde un reducido numero de arqueros derroto a un número muy superior de infanteria y caballeria francesa.

Las palas salen de la empuñadura y se van estrechando hacia los extremos, siempre manteniendo la sección en D. En los extremos se puede poner unos refuerzos de cuerno, llamados tips, para aguantar la gran presión que ejerce la cuerda en este punto.

La madera de tejo es la tradicional para su construcción, sin embargo actualmente es difícil y cara de encontrar, por lo que puede ser substituido por naranjo de Osage .

Tip de cuerno de un longbow

Los extremos de las palas del arco reciben una gran presión por parte de la cuerda.

Estos extremos pueden ser "tallados" en la misma madera, para poder insertar la cuerda del arco.

Debido a las grandes poténcias que usaban los arqueros ingleses con sus arcos de guerra, muchos reforzaban los extremos del arco con trozos de cuerno.

¿Quieres sabe como construir un arco?
"Queremos construir un arco largo de una sola pieza, sin ventana, de unas 40 libras de potencia y con herramientas medievales."

El arco largo inglés en la historia

No hay unas medidas exactas para definir el arco largo medieval. Se estima que es un arco entre 1,2m  y 2,1m. y de gran potencia, pudiendo llegar a las 180 o 200 libras. Pudiendo disparar flechas pesadas a más de 200 metros.

Eran arcos usados tanto en la guerra como en la caza, capaces de perforar una armadura y abatir cualquier animal de gran tamaño.

Como más potencia tenía el longbow inglés, más difícil de que fuera preciso debido a la gran tensión que debe soportar el arquero en el momento de apuntar.

El longbow inglés en la guerra de los 100 años


El arco largo inglés se hizo famoso y temido en la guerra de los 100 años que enfrentó Inglaterra con Francia, por la disputa del trono francés.

Francia disponía de un mejor ejército, con una caballería que era la mejor de Europa y una infantería muy bien equipada. Además disponía de mercenarios venidos de otros países como los famosos ballesteros Genoveses.

Inglaterra disponía de poca caballería y menos infantes a pie, y su única ventaja eran los arqueros de tiro largo. Estos arqueros eran entrenados desde pequeños, en competiciones en las aldeas inglesas, y desarrollan la musculatura y destreza necesarias para abrir los potentes longbows.

Además eran baratos de equipar ya que casi no llevaban protecciones. Para la guerra era preferible que el arco largo tuviera mucha potencia ya que se enfrentaban a caballeria e infanteria acorazada. Esto restaba precisión, pero la suplían con cargas de flechas continuas lanzadas por miles de arqueros.

Un arquero en batalla podía llegar a casi las 12 flechas por minuto. Mientras duraban las flechas, los arqueros de longbow inglés eran los reyes del campo de batalla.

En las famosas batallas de Crecy o Azincourt, los arqueros ingleses demostraron que las cargas cerradas de flechas contra la infanteria y caballeria enemiga, mantenidas durante varios minutos, podia decantar al balanza a favor del ejercito inglés, aún estando en inferioridad.


+ información de longbows ingleses